• Reflectores Cool Tube

    Si necesitas luz para tus plantas pero no quieres que ésta desprenda calor, los reflectores de Cool Tube son una opción excelente. Los reflectores de Cool Tube refrigeran la temperatura al mismo tiempo que reflejan la luz, ya que se colocan en el sistema de ventilación. La mayor parte del calor se absorve mediante el extractor del reflector Cool Tube, por lo que se evitará una elevada emisión de calor. más...

Especialmente si trabajas en una instalación de CO2, este tipo de reflectores son de gran utilidad. Además, los reflectores Cool Tube funcionan también en pequeños espacios como, por ejemplo, aquellos donde la altura del techo es muy reducida. Cuanto más fría sea la corriente de aire mejor será la refrigeración.

Los reflectores refrigerados pueden colocarse muy cerca de la planta. De este modo la planta recibe más luz, lo que asegura una mejor cosecha. Con un reflector de Cool Tube de 250 W los extremos de la planta podrían aumentar hasta 2 cm. El reflector refrigerado de 400 W podría aumentar estos extremos hasta 5 cm. Hay que tener en cuenta que el reflector Cool Tube requiere del uso de un sistema de ventilación.

Los reflectores refrigerados los encontrarás en diferentes modelos. La diferencia entre éstos no sólo consiste en una variación del rendimiento, sino también en la variación del flujo volumétrico en metros cúbicos por hora (m³/h). Para conseguir un rendimiento especialmente elevado los reflectores Cool Tube Spudnik son la opción ideal. Los modelos Spudnik ofrecen una mejor área de radiación gracias a una superficie reflectora más amplia.