• Silenciadores

    Existen varias formas de lograr una eficiente reducción del ruido. La cuestión más importante en este caso es la forma de insonorización. Los silenciadores de diafonía, por ejemplo, están especialmente diseñados para impedir la transmisión de ruido a través de los conductos de ventilación y, de este modo, evitar que éste resuene en habitaciones contiguas. más...

    Para minimizar el sonido producido por el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) es recomendable utilizar un silenciador de tubo flexible (tubo radialmente rígido pero axialmente flexible). Éste logra minimizar el ruido mediante el aislamiento de las válvulas que salen de los conductos de ventilación, lo que aumenta el bienestar en los espacios insonorizados, mejorando el ambiente de trabajo.

    El silenciador de diafonía es la opción más económica, mientras que el silenciador de tubo flexible la más eficiente para la insonorización de los sistemas de ventilación. El ruido de los sistemas de ventilación de los espacios interiores es eliminado. Por lo general, para alcanzar los niveles de ruido deseados, es necesario efectuar un aislamiento muy complejo que no puede conseguirse con los silenciadores de diafonía.

    En estos casos los silenciadores de tubo flexibles pueden ser de gran utilidad para minimizar los ruidos en el área de trabajo o en el hogar. Cuando los niveles de ruido son demasiado elevados y, por lo tanto, se requiere una mayor insonorización, pueden acoplarse dos silenciadores inmediatamente delante y detrás del ventilador.